La Gerencia en el Siglo XXI

La Gerencia en el Siglo XXI

La Gerencia en el Siglo XXI presenta retos que demanda por un lado preparación y, por otro, una ágil capacidad de reacción.

Mientras en el siglo pasado la gerencia se concentró en la explotación de los recursos de la empresa, el reto hoy es generar innovación, lo que significa atraer y retener talentos.

Sin embargo, esto no es  tarea fácil.

La Gerencia en el Siglo XXI

Muchas veces los problemas en la empresa toman tiempo en salir a la luz, de ahí la importancia de saber leer señales de alerta, para poder diagnosticar tempranamente una crisis.

KOHN y O`Connell, en su libro “Seis hábitos de jefes altamente eficientes”, identifica 6 señales de alerta por tomar en cuenta. La primera está referida a la alta rotación de personal.

La segunda alerta se refiere a la dificultad en reemplazar las posiciones dejadas por aquellos que renunciaron. Los colaboradores talentosos desarrollan habilidades para detectar cuán atractivo es el puesto y cuán saludable es la cultura de la firma.

La tercera señal es la cantidad de disputas laborales. La falta de comunicación eficiente puede generar sentimientos de injusticia que llevarán a conflictos.

La cuarta alerta se da cuando los colaboradores cuestionan las evaluaciones sobre su desempeño. Las evaluaciones son imprescindibles, pero cuando el ambiente está alterado, las evaluaciones pueden convertirse en un elemento que deteriorará más aún las relaciones.

La Gerencia en el Siglo XXI

La quinta alerta se da cuando se detectan conflictos entre departamentos. El trabajo en la empresa sigue la regla de la “mínima resistencia”. Esto significa que hay secciones con gerentes comprometidos con los resultados, quienes están dispuestos a asumir retos.

Pero hay otros que marcan fronteras para proteger sus territorios, creyendo que así minimizan el riesgo a fracasar. Esta actitud perjudica el flujo del trabajo, envía señales equivocadas y afectan la productividad y la creatividad.

La sexta señal se da mediante el efecto “argolla”, que se manifiesta cuando la gerencia favorece la creación de grupos predilectos que facilitan el caer en estado de complacencia, desmoralizando el resto, afectando las líneas de carrera.

El ser consciente sobre estas alertas permitirá detectar problema y adoptar medidas correctivas oportunamente.

La Gerencia en el Siglo XXI

Para ello, será necesario que la gerencia no solamente cuente con herramientas de mercadeo, finanzas, informática y procesos, sino deberá cultivar su dimensión social y humana para no solo liderar, sino inspirar.

“Las personas no renuncian a sus trabajos sino que renuncian a sus jefes. Es clave lograr armonizar el trabajo entre gerentes y sus equipos, de ahí que si la gerencia no logra inspirar, los ratios de renuncia se incrementarán”.

Fuente: estudiadiplomados.com

¿Te ha gustado este Post? ¿Deseas recibir este y muchos más artículos en tu correo electrónico todos los días? Regístrate, hazte parte del blog y se el primero en enterarte de todo lo que se publica aquí: REGISTRARME AHORA

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

10156771492576671