Cómo Convertirse de Ejecutivo a Empresario

Cómo Convertirse de Ejecutivo a Empresario

En algún momento de la vida, todo ejecutivo, y más si es exitoso se pregunta si no debería trabajar para él mismo.

Algunos tienen carreras brillantes, pero tienen dentro el bichito del negocio propio y deciden lanzarse a la piscina.

Lo que muchos no saben es que el empresario tiene un perfil muy particular. Tener éxito como empresario no es cosa de todos los días.

Cómo Convertirse de Ejecutivo a Empresario

Según las estadísticas, 8 de cada 10 negocios fracasan dentro de los primeros tres años. Sólo alrededor de 15% de los ejecutivos decidan por la opción del negocio propio o consultoría.

Si está pensando en hacer empresa, vale la pena evaluar las siguientes realidades antes de decidirse:

1. Tiempo: No importa qué tanto trabaje como empleado dependiente, es casi seguro que tendrá que trabajar mucho más para crear y desarrollar su negocio.

Las semanas de 7 días son típicas para el empresario, particularmente los primeros años. Ello limitará seriamente el tiempo que pueda dedicarle a la familia, hobbies, vacaciones y otras actividades personales.

Si quiere ser su propio jefe para tener horarios más flexibles, piénselo dos veces.

2. Responsabilidad: Una de las ventajas de empezar su propio negocio es que no tendrá que “reportarle” a nadie.

Cómo Convertirse de Ejecutivo a Empresario

Si bien ello significa que podrá asumir toda responsabilidad por el éxito de su negocio, también asumirá total responsabilidad por los fracasos.

Muchos empresarios manifiestan que lo más difícil de su vida emprendedora es el no tener a quién voltear cuando se necesita apoyo o se enfrentan desafíos.

3. Riesgo: Los empresarios viven el día a día enfrentando riesgos. Cuando piensan en la vulnerabilidad de su opción de vida, el riesgo financiero es el primero en la lista.

Pero, existen otros riesgos, desde la sensación de fracaso si la aventura empresarial no funciona, hasta riesgos legales que pueden sorprender a cualquiera.

4. Seguridad: Trabajar en una empresa conlleva cierta seguridad, desde el sueldo a fin de mes, seguros, movilidades, personal de apoyo, viajes de entrenamiento, entre otros.

Piense bien cómo haría para cubrir los costos de todas las cosas que ahora le son importantes y que quizás no las tenga de inmediato en su propia empresa.

5. Retroalimentación: En las empresas establecidas, siempre existen sistemas para identificar y premiar el trabajo bien hecho o identificar el que debe mejorar, herramienta muy valorada por los ejecutivos.

Cómo Convertirse de Ejecutivo a Empresario

Un empresario difícilmente contará con un sistema de retroalimentación que lo ayude a determinar si va por el camino correcto.

6. Sociabilidad: La soledad es parte inherente de la vida empresarial. Como ejecutivo, quizás no valore la fiesta de la navidad de la empresa o las conversaciones con el gerente de la oficina del costado, hasta que deje de tenerlas.

7. Apoyo: Los ejecutivos muchas veces nos acostumbramos a ciertas comodidades, como que nos hagan las llamadas, saquen copias, o el simple hecho de encontrar nuestras oficinas limpias cada mañana.

Como nuevo empresario, lo más probable es que usted mismo tenga que realizar múltiples labores. Prepárese tanto para barrer como para negociar frente a un importante banco.

8. Sentido de Identidad: El trabajar en una empresa como dependiente nos brinda un sentido de identidad corporativa, lo que nos da una sensación importante de pertenencia, asociación y seguridad.

9. Estilo de Vida: Los empresarios exitosos mueren por sus empresas, son como sus bebés, que ven nacer y deben cuidar para que crezcan sanamente y den frutos.

Cómo Convertirse de Ejecutivo a Empresario

Este compromiso característico muchas veces sobrepasa otros aspectos de la vida. Y debe ser así para poder sobreponerse a los primeros y difíciles años de sobrevivencia.

Pero, hay que tener mucho cuidado porque puede ser tan abrumador que podría poner en juego otras prioridades en su vida.

Si luego de revisar su lista, siente que puede manejar estas realidades posiblemente tendrá mejores probabilidades si decide convertirse en empresario. Mucha suerte.

Fuente: Eduardo Vélez

¿Te ha gustado este Post? ¿Deseas recibir este y muchos más artículos en tu correo electrónico todos los días? Regístrate, hazte parte del blog y se el primero en enterarte de todo lo que se publica aquí: REGISTRARME AHORA

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.